salud y deportes

Recomendaciones para la práctica de deportes con el objeto de mantener una vida saludable y mejorar la calidad de vida.

La salud y la actividad deportiva

¿Todas las personas deberían hacer actividad física?

Sí, todas las personas deberían realizar una actividad aeróbica por lo menos 3 veces a la semana durante 45 minutos. Podemos afirmar incluso que a cualquier edad podemos comenzar a entrenar. Por supuesto, teniendo en cuenta la intensidad y la cantidad de trabajo a realizar.

¿Cuáles son los beneficios de la actividad física?

El entrenamiento nos va a permitir tener una vida más larga y saludable. Recordemos que el corazón es un músculo y que éste puede crecer y fortalecerse de la misma forma que otros. De esta manera, al realizar el corazón un trabajo de entrenamiento aeróbico, las fibras musculares del corazón se vuelven más fuertes y sus paredes más gruesas. Esto posbilita un mayor bombeo de sangre más oxigenada, que en los momentos de exigencia física podrá latir más rápido y así llevar mayor caudal de sangre a todo el cuerpo y en los momentos de descanso latirá con mayor lentitud. Esto se debe al aumento de volúmen de la cavidad ventricular lo que nos permite el consiguiente ahorro de gasto cardíaco.

¿A qué llamamos entrenamiento aeróbico?

Se llama trabajo aeróbico a la actividad física que efectuamos cuando el corazón es exigido a funcionar entre un 65% y un 80% de sus pulsaciones máximas.

¿Cómo hacemos entonces para saber cuál es nuestro 80%?

Debemos restarle la cifra correspondiente a nuestra edad, a la frecuencia máxima del corazón que es 220 pulsaciones. Ese valor será el 100%. Y a partir de dicha cifra, calculamos el 80%.

Veámoslo en un ejemplo: una persona de 40 años debe restarle 40 a 220, esto nos dará un total de 180 pulsaciones, o sea el 100%. De acá calculamos el 80% que son 144 pulsaciones. En este caso, para realizar un trabajo aeróbico, deberíamos trabajar a una freccuencia cardíaca de 144 pulsaciones por minuto.

Este tipo de entrenamiento nos permite: +

una mayor circulación coronaria,

  • una reducción de los niveles de grasas en sangre y

  • un descenso del colesterol y triglicéridos que se depositan en las paredes de las arterias.

  • Por supuesto también nos ayudará, adicionamente, a reducir el tejido adiposo.

¿Qué debemos tener en cuenta para ejercitarnos en forma correcta?

Antes de iniciar cualquier actividad demos realizar un chequeo médico. La autorización del profesional médico es requisito indipensable para efectuar cualquier actividad física.

El plan de trabajo no debe durar menos de 45 minutos, para lograr buenos resultados.

Es importante realizar siempre trabajos de calentamiento al principio y de relajación al final.

Es recomendable cuando se inicia una actividad física no estrenar zapatillas, ya que esto puede ocasionar lesiones tales como ampollas en nuestros pies.

Estar siempre bien hidratados. Beber agua o bebidas de reposición mineral (tipo "Gatorade") antes, durante y después la actividad física.

Si es posible, contar con la asistencia de un profesor de educación física, que diseñe un correcto plan de entrenamiento según nuestras condiciones personales y que pueda modificarlo a medida que vamos logrando un mayor acondicionamiento físico.

By Marcelo Cristobal Ver página de autor